Belleza

Recupera el brillo de tu piel con esta mascarilla de té verde

By  | 

Al pasar el tiempo nos enamoramos de los grandes beneficios de los remedios caseros. En esta ocasión te contamos sobre una maravillosa mascarilla realizada con té verde, te sorprenderá sus múltiples beneficios. Sus componentes antioxidantes ayudan a regenerar las células y ayudan a prevenir varias enfermedades. El té verde, es muy bueno para la piel ya que le aporta diferentes beneficios. ¿Estás lista para aprender a elaborar esta maravillosa mascarilla?; al final lucirás un cutis a lucir radiante, liebre de impurezas y arrugas.

Propiedades del té verde

Contiene propiedades antibacterianas que ayudan a las pieles grasas a controlar el exceso de esta. Elimina las bacterias y suciedad de los poros, por lo que previene la aparición de puntos negros, espinillas e imperfecciones. También conserva la humedad en tu cutis, por lo que se mantiene hidratada por más tiempo. Al tener vitamina C en gran cantidad, estimula la producción del colágeno, la fibra de sostén que impide la formación de arrugas y líneas de expresión. Si eres de las chicas que tienes ojeras y patas de gallo el té verde ayuda a desvanecerlas.

Recupera el brillo de tu piel con esta mascarilla de té verde

Ingredientes: 

  • 2 bolsitas de té verde
  • 3 cucharadas de mil de abeja
  • 1 tazón
  • 1 cuchara de madera

Te puede interesar https://mujeresentacones.com/tipos-de-problemas-de-la-piel-y-como-prevenirlos/

Como hacer la mascarilla

Coloca en el tazón las dos bolsitas de té verde y las tres cucharas de miel. Revuelve los ingredientes con la cuchara de madera hasta que se hayan mezclado muy bien. Asegúrate presionar las bolsitas para que las hojas del té suelten todas sus propiedades. Deja reposar 15 minutos.

¿Cómo aplicarla? Luego de que hayan pasado los minutos de reposo, con tus manos limpias toma un poco de la mezcla y aplica en tu cara, la cual también debe estar limpia. Con tus yemas de tus dedos y haciendo movimientos circulares extiende la mascarilla. Presiona un poco, solo un poco, para dar un pequeño masaje a tu cara y estimular el flujo sanguíneo. Déjala por, al menos, 20 minutos y luego retira con agua tibia. Verás cómo tu piel queda brillante y tersa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#boton { background-color: #ccc; color: #fff; width: 100px; padding: 20px; border: 1px solid #000; border-radius: 5px; }#boton { background-color: #ccc; color: #fff; width: 100px; padding: 20px; border: 1px solid #000; border-radius: 5px; }